Para qué sirve el agua de arroz

Cuando hervimos arroz, normalmente tiramos el agua que hemos utilizado. ¡Error! Es uno de los productos más beneficiosos que podemos obtener después de haber cocinado. En algunos países se suele añadir canela y azúcar al agua de arroz, de forma que se convierta en la merienda perfecta. No obstante, para obtener los máximos beneficios de sus propiedades, lo mejor es consumir la receta original. A continuación os explicamos cómo.

Usos del agua de arroz y los beneficios que proporciona

El agua de arroz es una especie de leche que obtenemos al hervir el arroz con agua, en la cual se quedan almacenados todos los nutrientes de este cereal.

Es un buen complemento para nuestra dieta que contiene vitaminas del complejo B, ácido fólico, hierro, potasio, zinc y magnesio. El único nutriente que pierde al cocerse es el calcio.

Además de poseer ácido paraaminobenzoico, un nutriente que protege del sol, el agua de arroz es también un gran antioxidante y anti-inflamatorio para la piel. Es un gran tónico para la piel que la hace lucir tersa, tonificada, suave y elástica, y ayuda a abrir los poros. También tiene efectos muy beneficiosos si la aplicamos en el cabello, aportándole brillo y suavidad. Además, el agua de arroz contiene inocitol, que promueve el crecimiento de células que retrasan el envejecimiento y favorecen un correcto flujo sanguíneo.

Qué hacer con el agua de arroz

Pero no solo nos sirve para cuidados estéticos, sino para nuestro interior también. Es bien sabido que el arroz es un gran nutriente para nuestras épocas de enfermedad, por ello esta especie de leche también proporciona mucha energía. Es un producto totalmente digestivo que alivia problemas intestinales como la diarrea o los vómitos. Con sus propiedades ayuda a regular la temperatura corporal y puede incluso prevenir la gastroenteritis o el estreñimiento.

Se recomienda sobre todo para niños y mayores por ser el grupo poblacional más vulnerable, pero es también un aliciente para las mujeres embarazadas con el fin de mejorar y estimular la leche materna.

Tirar el agua de arroz es un error que no deberíamos cometer tan a menudo. Esperamos que con este artículo te hayamos convencido de los beneficios que tiene reutilizarla. ¡Así que ya sabes! La próxima vez que prepares un rico arroz a la cubana, conserva el líquido que obtengas después de cocerlo y bébetelo o póntelo encima.🙂

Cómo limpiar la casa

como limpiar la casaSi quieres vivir en un hogar sano y agradable, debes realizar la limpieza de tu hogar al menos una vez a la semana. Para limpiar de forma rápida y eficiente, es necesario que sigas los siguientes consejos.

Si vas a limpiar una casa grande, hazlo siempre con las ventanas abiertas, para ventilar bien todas las habitaciones la casa. Eso debes hacerlo durante todas las estaciones del año, incluso si hace frío ya que permitirá ventilar y no acumular polvo.

Antes de limpiar la casa organiza todos los utensilios y productos de limpieza que vas a utilizar y colócalos en un cubo grande para tenerlos siempre disponible y realizar la limpieza de forma más rápida.

Utiliza siempre guantes y empieza la limpieza desde la esquina más alejada de la puerta para no pisar lo que ya has limpiado al salir.

Utiliza un plumero para quitar el polvo de los marcos y las puertas, y de todos los objetos que están a tu altura, y quita el polvo de los muebles con un paño. Un truco eficaz es mojar el paño previamente con una mezcla de vinagre blanco y parafina a partes iguales.

Comenzar la limpieza de los muebles desde arriba hacia abajo, empezando siempre por los estantes más altos y los marcos de las puertas y ventanas, y finalmente limpia los cuadros y sus marcos, los muebles y termina con la limpieza de las patas de las mesas y las sillas.

Una vez al día, por lo menos, debemos abrir las puertas y las ventanas para renovar el aire y eliminar ácaros y partículas de polvo.

Para limpiar alfombras y tapicería un truco muy útil es espolvorear generosamente con sal, esperar veinte minutos y luego retirarla. La sal consigue hacer revivir los colores y eliminar las larvas de la polilla.

Si la alfombra huele mal podemos espolvorear con bicarbonato de sodio, espere 15 minutos, y luego limpiarlo, dado que el bicarbonato de sodio, absorbe los olores de forma natural.

Esperamos que estos consejos sobre cómo limpiar tu casa os sirvan de utilidad para vuestro día a día y consigáis mantener un clima limpio y sano siempre.

Más información de cómo limpiar la casa

Cómo lavar zapatillas de deporte, running

como lavar zapatillas deporte runningSiempre cuando nos ponemos a lavar zapatillas en la lavadora, o de forma manual, siempre nos asaltan dudas y temores. Para que esto no suceda y la limpieza de zapatillas sea todo un éxito les adjunto las siguientes instrucciones de cómo lavar zapatillas de deporte:

Lavar zapatillas en la lavadora:

  1. Echaremos dos tapones de detergente en su compartimento.
  2. Un tapón de suavizante.
  3. Poner programa de 30 grados y de 600 revoluciones.
  4. Introduciremos las zapatillas en el interior de la lavadora asegurándonos antes que tales zapatillas se puedan lavar en ella. ¡Ojo! ¡Muy importante!
  5. Cerraremos la puerta y como ya tenemos todo seleccionado solo nos quedará pulsar el interruptor de puesta en marcha.
  6. Dejaremos que la máquina haga su trabajo mientras nosotros realizamos otras actividades. Lo ideal para aprovechar el tiempo al máximo es emplear el tiempo de espera a que acabe el programa de la lavadora en otras tareas del hogar.
  7. Al finalizar el programa sacaremos las zapatillas y las tenderemos en un sitio adecuado.

Lavar zapatillas running:

Por mi experiencia siempre aconsejo lavar las zapatillas de running de forma manual, ¡jamás en la lavadora!. Sigan nuestros consejos e instrucciones de cómo lavar zapatillas de running:

  1. Cogemos un barreño mediano y lo llenaremos de agua. Mientras se va llenando echaremos un par de chorros de jabón de manos.
  2. Antes de introducir las zapatillas en el barreño les quitaremos las plantillas, las introducimos y sumergimos varias veces. Después cogeremos un cepillo pequeño para poder quitar la suciedad de los pequeños huecos.
  3. Dejaremos en remojo durante 20 a 30 minutos. Luego las escurrimos y tendemos un poco, mejor si les da el sol. Volvemos a coger las zapatillas y revelaré el gran truco que me dijo mi amigo y gran atleta Sinovas, es el siguiente: “cogemos papel de periódico, hacemos bolas y las metemos en el interior de las zapatillas hasta que estén bastante llenas.” Volvemos a dejarlas al sol durante 20 a 30 minutos y la limpieza de las zapatillas running terminada.

Esperamos que os hayan servido de utilidad estos consejos sobre cómo limpiar todo tipo de zapatillas y los apliquéis en vuestro día a día.

Más información de cómo lavar zapatillas de deporte y running

Cómo limpiar paredes

como limpiar paredes
Uno de los aspectos importantes a tener en cuenta en la limpieza del hogar es el fregado de las paredes. Por más cuidado que se tenga, estas, inevitablemente, acaban manchadas con el paso del tiempo, ya sea con rozaduras de muebles, con manotazos, humo de tabaco, etc. A continuación te brindamos unas útiles y prácticas sugerencias sobre cómo limpiar paredes.

Limpiar paredes

Es importante, antes de iniciar la limpieza, proteger los muebles con sábanas viejas, coberturas de plásticos o similares. Una vez que los muebles y demás elementos estén tapados y protegidos, es fundamental comenzar quitando el polvo de las paredes; para ello puedes utilizar un plumero, una aspiradora, o una escoba o cepillo.

Lo primero que hay que señalar es que debemos empezar la limpieza de abajo hacia arriba, puesto que si se inicia por las zonas altas, los chorros de agua sucia, que caen hacia la zona de abajo de la pared, van dejando manchas muy notorias, sin embargo, si se comienza por abajo, cualquier salpicadura es más fácil de eliminar en una zona que se acaba de limpiar.

Para realizar dicha limpieza se puede utilizar una solución de agua templada con algo de lavavajillas y, acto seguido, proceder al enjuague con agua clara. Precisará dos cubos: uno para la mezcla y otro para el agua clara destinada al enjuague, además de dos buenas esponjas y un paño de algodón.

Un método eficaz es aplicar la esponja de forma suave, en un movimiento circular, y después enjuagar con la otra esponja que tenemos reservada. Una vez que que se hayan realizado varias áreas, lo ideal es secar el exceso de humedad con la ayuda del paño que hemos indicado anteriormente.

En el caso de que las paredes estén excesivamente sucias, habría que aplicar una solución más potente, para poder eliminar la suciedad.

Esperamos que os hayan servido de utilidad los consejos de cómo limpiar las paredes y recuerda aplicarlos en vuestra rutina de limpieza.

Más infomarción de cómo limpiar paredes:

Cómo limpiar la plata

como limpiar plata en casaLa plata es uno de los metales más elegantes por lo que se utiliza en las mejores cuberterías y en muchas joyas. Pero la plata también es bastante frágil en comparación con otros metales y se puede dañar rápidamente con manchas y arañazos. Si quieres saber cómo limpiar la plata en casa, aquí te damos unos sencillos consejos.

Cómo limpiar la plata de forma fácil en casa.

Conviene limpiar la plata a menudo después de su uso. Si la plata se utiliza con frecuencia rara vez se empañará. Cuando observemos que la plata se empieza a deteriorar lo mejor es limpiarla con agua tibia con un detergente suave, libre de fosfato y que no contenga limón, ya que podría mancharla.

Las piezas de cubertería o bandejas de plata debemos limpiarlas de forma separada a las piezas metálicas de aluminio o acero inoxidable, ya que estos utensilios pueden rayar la plata o dañar su acabado.

No debemos utilizar guantes de goma ya que son corrosivos con la plata. Para limpiarla es mejor usar un paño suave y frotar suavemente cada pieza y finalizar secándose rápidamente con otro paño. Podemos pulir suavemente las piezas si las frotamos de forma suave con un paño de algodón, consiguiendo con ello darle brillo.

Hay que limpiar la plata siempre a mano. No coloques las piezas de plata nunca en el lavavajillas ya que las altas temperaturas le causan daños y deterioran su color.

Existen en el mercado productos específicos para pulir la plata. Para hacerlo seguiremos cuidadosamente las indicaciones del fabricante y realizaremos el pulido con una esponja de celulosa o con bolas de algodón, frotando siempre el línea recta, con movimientos hacia atrás y hacia adelante. Para terminar enjaguaremos la pieza con agua corriente, sin frotar y la secaremos con un paño suave y limpio.

Evita siempre rascar las piezas de plata y asegúrate de que cada pieza está totalmente seca antes de guardarla. Para conservarla durante el mayor tiempo posible debes almacenarla de forma correcta, mejor con una protección de franela o papel de seda y no la guardes jamás en un sitio en el que pueda entrar en contacto con el caucho, el acero inoxidable, o de la pintura.

Más información de cómo limpiar la plata:

Cómo limpiar el horno

como limpiar hornoDentro de nuestros consejos para la limpieza perfecta de tu casa, esta semana nos centramos en el corazón de la cocina. El que da calor, bombea y elabora los platos que hacen sentir orgullosa a nuestra cocina, estamos hablando del horno.

En primer lugar debemos destacar que se debe limpiar el horno después de cada uso. Es cierto que no es un lugar accesible y por ello tiene tendencia a acumular suciedad, para ello tener el hábito de limpiarlo hará que no se acumulen manchas a la larga difíciles de eliminar. Esperamos que os sirvan los siguientes consejos:

  • Cómo limpiar el horno. Debemos quitar en primer lugar la suciedad procedente de restos de comida resultantes de usarlo para cocinar. Para ello retiraremos todas las bandejas y después pasaremos la bayeta con agua jabonosa o detergente para posteriormente secar con un paño seco o apenas húmedo.
  • Cómo limpiar un horno eléctrico. Usa sprays y limpieza diaria para evitar que las manchas se acumulen y haz igual con la puerta y cada utensilio antes y después de utilizarlo en tu horno. Desconecta y extrae la estufa de la pared para quitar la suciedad que se acumule en la parte posterior para evitar accidentes.
  • Cómo limpiar el horno muy sucio. Cuándo la suciedad está muy impregnada en el interior y las paredes del horno hay que recurrir a limpiadores industriales. Para llevar a cabo este procedimiento se deben usar guantes y tener la cocina bien ventilada. Después de utilizar el limpiador y se le deja actuar el tiempo que indiquen las instrucciones del producto de limpieza. Pasado este tiempo utilizaremos un estropajo metálico humedecido en agua caliente para retirar la suciedad y tras ello se retiran los restos del producto limpiador con papel de cocina. El último paso es encender el horno a 50 grados entre cinco y diez minutos y dejarlo abierto una hora para que se eliminen los vapores tóxicos.

Esperamos que os hayan servido estos consejos para limpiar el horno de tu cocina, te servirán para tenerlo siempre limpio para no convertirlo en un lugar donde acumular comida y suciedad.

Más información de cómo limpiar el horno:

Cómo limpiar cristales y ventanas

como-limpiar-cristalesLa limpieza de los cristales es una de las tareas más habituales en nuestro hogar, sin embargo a veces nos resulta difícil dejar los cristales totalmente relucientes y sin ninguna huella. Si quieres saber cómo limpiar cristales, sigue estos sencillos consejos:

Consejos para limpiar los cristales de ventanas sin dejar rastro.

  • Si quieres saber cómo limpiar cristales grandes, un truco consiste en limpiar una de las caras en sentido vertical y la otra en sentido horizontal, de este modo podrás localizar fácilmente los rastros de suciedad y eliminarlos.
  • Debemos evitar limpiar los cristales de las ventanas durante los días demasiado soleados, ya que el producto limpiador se seca demasiado rápido y quedan huellas.
  • En lugar de utilizar un paño de tela, que deja rastros de pelusa, es preferible usar un periódico y limpiar los cristales realizando movimientos circulares.
  • Si quieres saber cómo limpiar cristales del mejor modo, es importante que tengas en cuenta cuáles son los productos de limpieza más efectivos para la limpieza de cristales entre los que destacan: detergente diluido en agua caliente, mezcla de un vaso de amoniaco con un litro de agua, mezcla de alcohol de quemar con el doble de cantidad de agua, vinagre blanco con medio jugo de limón,vinagre blanco diluido en agua, media taza de suavizante de ropa mezclado con media taza de líquido abrillantador para lavavajillas. Una vez hecha alguna de estas mezclas rellena una botella de spray y pulveriza sobre la superficie. La limpieza de los cristales de ventanas realizados de este modo te proporciona el mejor resultado, además de ser un ahorro en el presupuesto de los productos de limpieza.
  • Si los cristales tienen mucha grasa una forma de eliminarla es frotar previamente la superficie con una cebolla antes de la limpieza. Este truco te garantiza una limpieza total.

Esperamos que os hayan servido de utilidad estos consejos que os ayudarán a dejar vuestros cristales relucientes. Es importante aplicar estos consejos en vuestra rutina.

Más información de cómo limpiar cristales y ventanas: